OctavioFaildepixel
644 48 65 42 info@octaviofailde.com

Creación del slogan publicitario

Crear un slogan publicitario no es una tarea sencilla. Al fijarnos en algunos de los más conocidos, puede parecer que es cuestión de imaginación, pero la realidad es bien distinta. Antes de abordar el proceso de creación de un slogan, vamos a intentar definirlo.

Un slogan es una frase que generalmente acompaña a la marca y que transmite al cliente el valor de la misma. En algunos casos, esta frase tiene una función descriptiva, es decir, que trata de generar una idea de lo que supone adquirir el producto o servicio. Pero en muchos otros casos, se intenta ir más allá, buscando provocar un sentimiento.

Lo ideal es que esta frase sea corta, y no debe centrarse en las características del producto, sino más bien en sus beneficios. Es decir, que el protagonista sea el cliente.

Al final, un slogan tiene una finalidad no sólo de identificación, sino también publicitaria. Parte de su misión es captar la atención del consumidor. Además, deben ser memorables para que sean fáciles de recordar. Con ello, pueden cumplir la misma función que un logotipo. Son otro mensaje de la marca y tratan de ser una pieza más del imaginario colectivo hacia nuestra empresa. Puede que no recuerdes un anuncio, pero si recuerdas el slogan, el objetivo sigue cumpliéndose.

Para su creación, se ha de abordar un proceso de trabajo que no consiste en una simple lluvia de idas como se suele pensar. A continuación, vamos a tratar de explicar qué aspectos se deben tener en consideración.

4 Tipos de slogan publicitario y sus funciones para las marcas

Tipología del slogan publicitario

Un slogan publicitario tiene el mismo objetivo que un logotipo. La diferencia básicamente la encontramos en que el logo es una representación visual y el slogan es textual o auditivo. Pero en cualquier caso, ambos tienen como finalidad captar la atención del consumidor siendo más fáciles de recordar que un producto o un spot.

Además, también puede tomarse como un argumento de venta, y ayudan a posicionar a la marca en la mente del consumidor. No obstante, aunque la finalidad sea la misma, encontramos diferentes tipos de slogan atendiendo a diferentes procesos creativos. En función a lo que se quiera destacar, podemos destacar estos 4 tipos:

  1. Descriptivos: en este caso, se hace una breve descripción del servicio o el producto que caracteriza a la marca. Normalmente lo suelen utilizar pequeñas empresas que pretenden dirigirse a sus clientes de manera más directa. Son frases que buscan argumentar cualidades del producto para incitar a la venta.
  2. Informativos: en la misma línea que los descriptivos, estos argumentos de venta tratan de informar sobre el producto que se vende. No suelen ser especialmente memorables, pero resultan efectivos.
  3. Emocionales: este slogan sí suele ser memorable. Pretende evocar sentimientos y sensaciones en los consumidores. No busca hablar de las cualidades del producto, sino enfatizar en los valores de la marca. Muchas veces, este tipo de slogan trata de contar una historia.
  4. Creativos: son difíciles de crear. Se intenta jugar con algo memorable que ya pertenece al imaginario del usuario, como por ejemplo un refrán, y combinarlo de alguna manera para que se asocie a la marca. Pueden generar rechazo, por lo que suele ser una apuesta arriesgada. Hay que tener cuidado de no crear algo demasiado complejo de entender, porque por encima de todo, un slogan debe ser entendible y tener sentido.

Principales características de un slogan publicitario que funciona

Teniendo presentes los tipos de slogan publicitario, es importante tener en cuenta que hay una serie de características que nuestro slogan debe tener para asegurar que va a funcionar bien y que puede entrar en sintonía con el público.

Para empezar, debe ser fácil de recordar. No escribas algo complejo o difícil de leer. La musicalidad o que sea especialmente corto es beneficioso. Debes asegurarte de que puede funcionar en cualquier formato publicitario, aunque no vayas a utilizarlos todos a priori, es decir, cartelería, vídeo, productos, cuñas de radio, etc.

También debes transmitir un beneficio clave. Esto no significa que haya que incluir una descripción o una característica del producto. Puede bastar con evocarlo. En este sentido, tienes que pararte a pensar en tu público y ponerte en su lugar: ¿Qué valor están buscando y cómo puedo mejorar su condición con mi marca?

Otra característica es que tu frase debe distinguir a la marca. En un slogan creativo esto no es tan sencillo y de hecho no tiene por qué ser así. Pero con esa salvedad, piensa en qué distingue a tus productos. ¿Son locales? ¿Son más económicos? ¿Son naturales?

Lo más importante, aunque pueda parecer obvio, es que tu slogan transmita un sentimiento positivo hacia la marca. Debe evocar optimismo, positivismo, una sensación agradable en definitiva. Evita palabras con una connotación negativa como odio, feo o disgusto, aunque sean utilizadas en un contexto positivo. De lo contrario causarás una mala primera impresión.

Para ver esto de manera un poco más práctica, vamos a ver un ejemplo. Piensa en el slogan de L´Oreal: “porque tú lo vales”. ¡Todos queremos sentirnos valorados! Este mensaje no es sobre el producto, es para el consumidor. Es fácil de recordar, es memorable y el sentimiento que evoca no puede ser más optimista.

5 Pasos para crear un slogan que ayude a tu marca a despegar

Métodos para crear un slogan

Aunque no hay una fórmula para crear un slogan publicitario, vamos a recomendaros algunos tips en los que os podéis apoyar. Sin embargo, recordad que un proceso creativo no tiene límites, por lo que no toméis estos pasos al pie de la letra.

Lo primero es definir tu público objetivo. Lo normal es que ya lo hayas hecho previamente para tu marca. Sin embargo, olvidarlo es más común de lo que parece.

Posteriormente piensa en qué distingue a tu marca. ¿Qué tienes tú que no tienen los demás? Piénsalo con independencia de que lo vayas a transmitir de manera explícita o no. Lo más interesante de tener esto presente, es que puedes tratar de resumirlo en una expresión o en pocas palabras que evoquen el mensaje.

En otros artículos hablamos del storytelling. Esto es lo que vamos a proponer a continuación. Trata de contar una historia. Puede parecer imposible hacerlo con sólo una pequeña frase. Pero si eres capaz de imaginar y escribir tu historia, puedes encontrar la manera de resumirla en pocas palabras. Un ejemplo es “Connecting People”, de Nokia.

Por otro lado, es necesario pensar en los valores de la marca. Incluir alguno de los valores en tu slogan te ayudará a llegar a tu cliente ideal, ya que se sentirán identificados con mayor facilidad. Un ejemplo de esto es el slogan de Chevrolet: “Find new roads”.

Y finalmente lo más complicado pero efectivo: generar sentimientos. No hay slogan más efectivo que el que evoca un sentimiento en el consumidor. Hablamos de algo que nos ayuda a crear una conexión. De esta manera, no te posicionas sólo en el mercado, sino en lo más profundo del consumidor. Personalmente, querría poner como ejemplo el slogan de GNP: “Vivir es increíble”, cuyas campañas en vídeo no dejan indiferente.

El slogan publicitario es un paso en el crecimiento de tu marca

Tu experto en Videomarketing en Málaga | Contacta

 

Resolvemos tus cuestiones sobre Videomarketing en Málaga. Contacta a través de teléfono, Whatsapp o escríbenos un correo electrónico. Te respondemos de manera instantánea.

Acepto Condiciones

Pin It on Pinterest

Abrir chat
¿Hablamos?