OctavioFaildepixel
644 48 65 42 info@octaviofailde.com

Aprende técnicas de brainstorming

Las técnicas de brainstorming son muy útiles para iniciar un proceso creativo que ayude a implementar soluciones y alternativas para cualquier tipo de problema o reto. Esta lluvia de ideas tiene como objetivo establecer un trabajo en grupo capaz de generar nuevas ideas sobre un tema determinado.

No obstante, ten presente que contar con un alto número de participantes puede resultar contraproducente. Probablemente terminarás con una larga lista de ideas de dudosa utilidad. Ten en cuenta que en este proceso creativo, para llegar a una idea que funcione, tendrás que escuchar muchísimas más que no sirven.

Más de 5 ó 6 personas es demasiado. Además la retroalimentación puede también verse complicada al tener demasiada información sobre la mesa. Y por otro lado, debe crearse un ambiente relajado y distendido, lo que puede resultar complicado con 15 personas poniéndose de acuerdo y escuchándose.

Esta técnica se puede llevar a cabo tanto en un equipo muy especializado como en un ambiente más informal y distendido, y es aplicable a cualquier campo. La intención de estas reuniones es que las ideas puedan surgir de manera distendida y espontánea, priorizando siempre la colaboración.

Aquí no se trata de elegir la mejor idea, sino de construir juntos la mejor posible teniendo en cuenta todas las aportaciones. Para ello, hay que respetar todas las opiniones y no juzgarlas. Simplemente, seguir avanzando.

Te sorprendería saber que muchos de los mejores storytelling que ves en publicidad surgen de alocadas reuniones de brainstorming. A veces, el camino a seguir es el que menos nos habíamos planteado. Y este proceso creativo es único para determinarlo.

Ventajas de las técnicas de brainstorming para solucionar problemas

Ventajas de la lluvia de ideas

Las técnicas de brainstorming te ayudarán a descubrir puntos de vista diferentes, que probablemente no tendrías en cuenta de otra manera. A veces, las ideas más alocadas pueden funcionar perfectamente con el enfoque correcto. Además, este proceso es muy útil para superar un bloqueo.

Pero para que esto funcione, es muy importante que todo el mundo se sienta relajado y sin ningún tipo de presión. La confianza y saber es escuchar son dos aspectos fundamentales en estas reuniones.

Puede resultar muy adecuado explicar a los participantes cuáles van a ser las pautas y lo que se pretende conseguir.
Entre las múltiples ventajas que nos aportará llevar a cabo una lluvia de ideas, vamos a destacar las siguientes:

  • Se eliminan barreras en el grupo de trabajo como por ejemplo la jerarquía. En esta reunión,
    todos los participantes desempeñan el mismo rol.
  • Permite llegar a planteamientos diferentes, lejos de los más comunes que pueden resultar muy
    útiles.
  • Rompe la monotonía del trabajo, al ser una forma de trabajar totalmente diferente. Esto puede
    servir como motivación.
  • Los participantes se sienten valorados, ya que no hay diferencia entre nadie y cada opinión
    tiene valor.
  • Anima a los participantes a desarrollar su creatividad sin miedo a que sus ideas no funcionen o
    no sean las adecuadas.

Las reglas básicas para organizar las reuniones de brainstorming

Aunque la lluvia de ideas tiene un tono informal y pretende hacer que todo el mundo se relaje y se sienta tranquilo y en confianza, no significa que todo se deje al azar y a ver qué sale. Como todo, requiere una pequeña preparación, y tener algunos aspectos en consideración de manera previa. De lo contrario, puede que no obtengas las resultados que esperas.

No es que haya que dedicar horas a planear la reunión como si fuéramos a vernos con un cliente importante. La creatividad no funciona así, y no se le pueden poner acotaciones. Pero sí que podemos tener algunas cosas en cuenta para darle al asunto un pequeño empujón hacia la dirección más  adecuada.

Algunas consideraciones previas

  • Crea un grupo heterogéneo: si las 6 personas pensáis de la misma manera y estáis acostumbrados a trabajar siempre juntos, es posible que no haya grandes aportaciones. Eso no significa que no cuentes con personas de tu confianza y con los que trabajes bien. Pero trata de incluir a otras que piensen de manera diferente para que haya más aportaciones diferentes.
  • Establece una duración de la reunión: no dediquéis más de 1 hora, como máximo a estas reuniones. Es más eficaz hacer varias a lo largo de unos días, dejando además tiempo a reflexionar acerca de las ideas que van surgiendo.
  • Promueve la igualdad: cuidado con los líderes en estas reuniones. Estas personas pueden tirar de los demás y motivarlos, pero no permitas que tengan un rol de líder y que monopolicen el proceso. De lo contrario, perderás otras ideas.
  • Explica los objetivos de la reunión: uno o dos días antes, explica qué se pretende conseguir y plantea el reto. Da tiempo para que se preparen previamente algunas propuestas. Estas reuniones funcionan mejor con un punto de partida ya previsto.

Técnicas de brainstorming para un buen desarrollo de la creatividad

Introducir técnicas de lluvia de ideas

Dentro de las técnicas de brainstorming, debes tener presente que el resultado de la reunión y el éxito de la lluvia de ideas depende de cómo enfoques el proceso durante su desarrollo.

Hemos dicho que todos los participantes deben tener el mismo rol para que funcione. Y es cierto, pero hay una excepción. Alguien debe ejercer de moderador. La misma persona que se encarga de ponerle freno a los líderes. Pero esa persona no ejerce el papel de jefe, sino de organizador.

Este moderador debe ser capaz de llevar a cabo una serie de técnicas o funciones durante la tormenta de ideas, tales como:

  • Desechar las malas ideas automáticamente: vas a encontrarte con muchas ideas al final de la reunión. Por ello, si sabes que algo no puede funcionar, deséchalo, no dejes que la reunión camine hacia un callejón sin salida. No significa que no escuches y dejes que la persona exponga su idea y que los demás la oigan. Pero no pierdas tiempo por miedo a decir no.
  • Fomentar las malas ideas: suena contradictorio pero no lo es. Haz saber a todos que está bien aportar ideas que no funcionen. Es importante que todos digan lo que piensan.
  • Invitar a las opiniones anónimas: puede que todos no se sientan en confianza, así que puedes proponer dar ideas u opiniones anónimas tanto antes como después.
  • Recabar opiniones grupales: reserva los últimos minutos de la reunión a que todos elijan las que consideran mejores ideas y que expliquen sus motivos.
  • Reorganizar ideas: divide las ideas obtenidas y agrúpalas. Esto os puede ayudar a reenfocarlas y obtener ideas nuevas.

Confía en este proceso creativo. Al fin y al cabo, el origen de la lluvia de ideas se remonta a hace casi un siglo. Y todavía se sigue utilizando. Por algo será.

Las técnicas de brainstorming despertarán la creatividad de tu grupo

Tu experto en Videomarketing en Málaga | Contacta

 

Resolvemos tus cuestiones sobre Videomarketing en Málaga. Contacta a través de teléfono, Whatsapp o escríbenos un correo electrónico. Te respondemos de manera instantánea.

Acepto Condiciones

Pin It on Pinterest

Abrir chat
¿Hablamos?