OctavioFaildepixel

Cómo preparar una sesión de fotos

Preparar y diseñar una sesión de fotos profesional está al alcance de todos. Es cierto que para suplir la inversión en equipo habrá que trabajar mucho. Además, la experiencia es un grado, y también va a requerir mucho esfuerzo conseguir estar medianamente a la altura. Pero la experiencia sólo se adquiere practicando y trabajando duro. Nadie puede decirte “no se puede”. Porque no es cierto. La motivación es el ingrediente más importante. La motivación, y tener en cuenta algunos consejos y directrices.

Aunque una sesión fotográfica es un trabajo creativo, no deja de ser un trabajo. Eso quiere decir que necesita una planificación, una organización y una metodología de trabajo. La infraestructura, así como la medición del tiempo de ejecución, no pueden dejarse al azar. De lo contrario, se puede convertir en una experiencia desagradable y la calidad del resultado final, puede peligrar.

Estos consejos son recomendables y aplicables con independencia de que la sesión sea profesional, es decir, el encargo de un cliente; o bien sea un proyecto personal. El proceso de trabajo al final viene a ser el mismo.

Y recuerda que como dijo el fotógrafo Ansel Adams “El componente más importante de una cámara está detrás de ella”.

Equipo para tu sesión de fotos: los elementos imprescindibles

Al pensar en el equipo necesario para una sesión de fotos, muchas personas suelen obsesionarse con disponer de los mejores elementos. Sin embargo, debemos pensar que algunas de las mejores fotografías se han hecho sin grandes medios, con pequeñas cámaras compactas.

Lo primero que debemos plantearnos es si la sesión es de exterior o de interior (de estudio), ya que esa diferencia determinará el equipo que vas a necesitar.

Vamos a obviar lo evidente que es una cámara y un trípode. Sin embargo, no tan evidente es el tema de la batería. Debe tomarse como obligatorio llevar como mínimo una extra. Además, hay que asegurarse de que todas estén totalmente cargadas. No es la primera vez que alguien se confía o tiene un accidente dejándose la cámara encendida y se queda sin batería antes de terminar la sesión. Ya que hablamos de la alimentación, puede ser muy útil contar con un grip o empuñadura. Desde luego no es un elemento imprescindible, pero sí muy cómodo. Además, permite llevar las dos baterías conectadas a la cámara, por lo que no será necesario realizar el cambio.

Si no dispones de un juego de lentes para tu cámara, no desesperes. No es necesario que hagas un gran desembolso sólo para una sesión. En este caso, te recomiendo utilizar una óptica que te permita realizar diferentes tipos de disparos, cubriendo un rango más o menos amplio. Un 24-70mm con buena apertura (mínimo f 2,8) será suficiente. No quiero decir con ello que no utilices una lente de distancia focal fija si es posible. Pero de no ser así, la sesión puede continuar.

Con respecto a la iluminación, vamos a distinguir entre exterior e interior. No cometas el error de novato de pensar que en exteriores no hace falta iluminación de ningún tipo. El uso de un flash es más que recomendable. En función de la hora del día, será un elemento indispensable como luz d relleno. Lo mismo sucede con los reflectores. No podrás eliminar sombras de la cara si no es con este accesorio.

En interiores, tendrás que disponer de algún juego de flashes o focos. Disponer de focos te permitirá hacer diseños de iluminación que elevarán tu fotografía a otro nivel. Aprende a esculpir con la luz. Hay infinidad de tutoriales en internet que te mostrarán como montar un set de iluminación básico. Adquirir un par de focos de luz continua no es en absoluto caro.

Qué equipo humano suele participar en una sesión de fotos profesional

Una sesión de fotos puede no requerir de equipo humano en algunas ocasiones. En la fotografía de producto, por ejemplo, puede darse el caso de que el fotógrafo se baste por si mismo. Aunque el hecho de que seas este tipo de fotografía no implica en absoluto que no hagan falta más personas. En circunstancias normales, el equipo humano lo formarán más componentes. A parte del fotógrafo, tenemos el otro indispensable: el modelo.

El modelo debe ser elegido acorde a los valore que se quieran transmitir. Conocer a la persona previamente ayuda a relajar el ambiente, y que la comunicación sea mas fluida. Si hay varias sesiones, el fotógrafo debe esforzarse en conocerlo y conseguir que se involucre haciendo uso de la motivación.

También necesitas contar con un equipo de maquillaje y peluquería, que podrá realizar una única persona o dos, depende de los conocimientos que tenga. En internet encontrarás muchas páginas para contactar con estos profesionales. Puedes contar con personas que estén empezando y necesiten fotos para sus portfolios. Este intercambio es beneficioso para ambas partes.

Otro miembro que suele necesitarse es el estilista. El vestuario debe ser seleccionado con una finalidad, y no dejarlo nunca al azar ni a elección del modelo. Además, debe existir coherencia entre el vestuario, la temática y la localización, a no ser, que por algún motivo, se persiga lo contrario.

Hasta aquí, el equipo humano más básico y recurrente. Hay otras figuras como el asistente de fotografía, equipo de iluminación o asistentes para efectos especiales. Cada tipo de sesión va a requerir de más o menos equipo en función de las necesidades especiales.

Qué es necesario para planificar y diseñar una sesión fotográfica

Qué necesitas para una sesión de fotos

Además del equipo técnico y humano necesario para tu sesión de fotos, es importante que también planifiques el trabajo en si. De hecho, esto te guiará a la hora de saber con qué equipo necesitarás contar. Obviamente, lo primero es la idea. ¿Sobre qué es mi sesión? ¿Cuál es el objetivo? ¿Cuál es el tema? ¿Qué pretendo transmitir? Cuando podamos responder a estas preguntas y encuadrar la sesión en un tipo de fotografía (publicitaria, social, de moda, etc), sabremos qué vamos a necesitar, y qué localizaciones habrá que buscar.

El siguiente punto de trabajo, es la documentación previa. Como fotógrafo puedes ser un gran técnico, y tener experiencia. Pero si no estas aportando el trabajo de documentación e investigación, tu trabajo no tiene tanto valor. Es importante realizar un plan de trabajo en el que se desglose lo más concienzudamente posible cómo se va a trabajar, qué tiempos se van a emplear, etc. Sólo así se puede además elaborar un presupuesto justo.

Llegados a este punto, hay que diseñar la sesión, es decir, meditar en las fotos que vamos a tomar. Planos, ángulos, etc. Puedes utilizar, o no, un storyboard para tener una referencia visual. También es importante ver qué hace la competencia y qué tipo de fotografía se realiza en el sector. Te puede servir como inspiración para tu trabajo. Sin ese trabajo, no podrás hacer un diseño de iluminación, que es en gran medida la clave de la fotografía.

Mejora tu trabajo como fotógrafo dedicando tiempo a tu sesión

Cuanto más tiempo dediques a preparar y diseñar tu sesión de fotos, mejor resultado conseguirás. Con esfuerzo y constancia, puedes suplir con creces la carencia de tener un amplio y caro equipo técnico. Deja lo menos posible al azar, y sé tú quien tome las decisiones y tenga en control.

Próximamente publicaremos la segunda parte de este artículo ampliando esta pequeña guía. Trataremos temas como la dirección del modelo, dónde buscar referencias, la edición de las fotografías y algunas app que pueden simplificarte la vida. ¡No te lo pierdas!

Pin It on Pinterest

Abrir chat
¿Hablamos?